Ventajas de los centros de negocios frente a las oficinas tradicionales

¿Conoces las ventajas de los centros de negocios frente a las oficinas tradicionales? De entre todas las que te aporta, fundamentalmente se centra en la tranquilidad para desarrollar tu negocio con un considerable ahorro económico. Pero existen muchas otras que una oficina clásica nunca te podrá brindar.

Desde una despreocupación al tener todos los servicios completos y cubiertos que requiere tu negocio hasta una inversión de futuro sobre seguro. Las oficinas tradicionales han dejado de ser una alternativa ante la avalancha de beneficios que presenta un centro de negocios.

10 ventajas de un centro de negocios que no tiene una oficina tradicional

Partimos de la base de la gran ventaja por antonomasia del centro de negocios: tiene todos los servicios incluidos que necesita tu negocio, ahorrándote una buena suma de dinero y de quebraderos de cabeza.

1- Sin necesidad de amueblar

La primera y más evidente ventaja. No solamente te evitas un problema, sino que además avanzas tiempo para tu proyecto. Un centro de negocios ya cuenta con todo el equipamiento en mobiliario y oficina que necesitas. Sabedores de este problema, precisamente este tipo de lugares profesionales evitan este dolor de cabeza en términos de ahorro, tanto de tiempo como de dinero.

Amueblar es necesario pero totalmente ajeno al trabajo, por lo que es un tema derivado que en una oficina tradicional tendrías que tener en cuenta.

2- Modernas instalaciones con la última tecnología

No tendrás que pensar en todo el equipamiento tecnológico que debe cumplir tu espacio de trabajo. A día de hoy, desde Internet hasta mantenimiento de equipos se convierte en algo fundamental para estar a la última en el ámbito laboral. En definitiva, sin obsolescencias en los equipamientos, bien se trate de proyectores y fax hasta posibilidad de cómodas videoconferencias.

No solamente hablamos de lo que puedas necesitar como empresario, sino de lo que sea necesario para cumplir las expectativas con tus clientes. Sistema de comunicación avanzados, todo tipo de registro de llamadas, asignación de número de teléfono exclusivo…

3- Equipo de profesionales a tu disposición

Siempre es mejor contar con algo de ayuda a la hora de progresar en el trabajo. Y qué mejor hacerlo que con personal cualificado que se encargue de las tareas secundarias: desde la recepción de visitantes, pasando por la tramitación de documentos y hasta la gestión del correo ordinario. Todo un equipo de profesionales competentes que te harán la vida más fácil en tu ámbito laboral.

Puede parecer secundario, pero todas estas situaciones derivadas de la actividad laboral son necesarias y quitan tiempo de lo que realmente importa. Por ello, con una oficina tradicional, todo esto deberás hacerlo tú o, en cualquier caso, gastar dinero en la contratación de personal (con todo lo que ello supone).

4- Alarmas y seguridad en el recinto

La seguridad jamás sobra en ningún lugar, y menos cuando hablamos de un espacio de trabajo donde puedes tener documentos confidenciales. Por eso, un centro de negocios cuenta con sistemas de alarmas y seguridad en todo el espacio. De esa manera no tendrás que preocuparte por la seguridad de tus archivos en ningún momento.

A día de hoy, instalar un sistema de alarmas también representa otro punto necesario pero igualmente tedioso. De hecho, en una oficina particular quizá fuera costosa su instalación. Por eso no tendrás que preocuparte: siempre estarás en buenas y seguras manos.

5- Disponibilidad inmediata

Desde el primer momento que necesites empezar a funcionar, un centro de negocios ya está abierto y equipado con todas las exigencias para tu empresa. Bien sea por localización, decoración, telefonía, Internet, luz… todo ello ya estará preparado para ti. La inversión inicial es mucho menor, y la disponibilidad es inmediata.

Por contra, en una oficina tradicional, la cantidad de cuentas en gastos iniciales de comunidad, mobiliario, dar de alta servicios básicos etc puede llegar a ser un gran problema hasta que te pones en marcha.

centro de negocios vs oficina tradicional

6- Flexibilidad

No solamente hablamos de un simple alquiler de despachos en Valladolid. Gracias a un centro de negocios podrás ausentarte del mismo cuando lo necesites, ya que todos tus clientes seguirán siendo atendidos por el personal. No perderás llamadas, ni correspondencia. Las citas se seguirán concertando con tus avisos y en ningún momento quedará nada desatendido.

Además, podrás decidir cuántos y hasta cuándo necesitas los servicios. De hecho, podrás aumentar su uso o o simplemente ajustarlo por periodos temporales. Es decir, podrás invertir solo en aquello que consideres estrictamente necesario. Por eso la gran flexibilidad representa otra de las grandes ventajas de los centros de negocios frente a las oficinas tradicionales.

7- Ahorro masivo

Son múltiples los aspectos en los que encontrarás una cuantiosa cantidad de ahorro que con una oficina tendrías que hacer frente. Por ello se incluye de manera general en los servicios la electricidad, climatización, servicio completo de reprografía, limpieza, teléfono, personal… Son muchos los gastos y facturas que evitarás en este sentido.

De hecho, diversos estudios estiman un ahorro de entre el 60% y el 80% cuando acudes a un centro de negocios en lugar de hacerlo con una oficina tradicional. Tiene mucho sentido teniendo en cuenta la cantidad de servicios que incluye y, lo que es más, el beneficio que luego se puede obtener con ello. Todo ese dinero que no se gasta se puede invertir para el propio negocio.

8- Imagen exterior muy cuidada

La primera impresión es la que cuenta, y transmitir una imagen profesional y corporativa lo es más. Un centro de negocios tiene mucho en cuenta estos aspectos. Tal es así, que por lo general suelen ser edificios adecentados, con una cara visible atractiva y moderna, y  que presentan una vista profesional cuidada y óptima.

En una oficina tradicional, bastante sería ya encontrarla (teniendo en cuenta al precio al que están), como para encima pensar en si tiene o no una imagen exterior profesional. Otro punto en el que claramente el centro de negocios es claro vencedor.

9- Buena ubicación asegurada

Es nuestro caso, ubicado en pleno corazón de la ciudad y a tan solo 10 minutos de la estación de AVE. Cuenta con una parada de taxis justo enfrente y varias paradas de bus que dirigen a todos los lugares de la ciudad. Un punto clave teniendo en cuenta, además, que la distancia con la capital de España es ínfima: el trayecto Valladolid-Madrid se realiza en una hora.

Éste es un claro ejemplo de la importancia vital que tiene la buena ubicación de un centro de negocios. No solamente a la hora de facilitar reuniones, sino también para ser un punto de encuentro de fácil acceso, que se reconozca al instante y que además sea céntrico.

Éste punto, pese a que puede tenerlo una oficina tradicional… ¿a cuánto ascendería el montante económico? seguro que el hecho de ser céntrica viene condicionado por un espacio muy reducido… o, en cualquier caso, un gasto muy elevado por metro cuadrado.

10- Todo tipo de espacios para tu negocio

No solamente estamos hablando de un espacio físico como oficina. Dentro de las infraestructuras cuentan desde alquiler de salas de reuniones hasta un servicio de recepción. La ventaja competitiva es muy clara frente a cualquier otro espacio profesional, por eso es una opción cada vez más demandada en el ámbito empresarial. Zonas comunes, salas de espera… algo que sin duda no te ofrece ningún otro ámbito.

 

Disfruta de todas estas ventajas en nuestro Centro de Negocios en Valladolid

Todos estos beneficios los encontrarás en nuestro Centro de Negocios en Valladolid. Acércate a conocernos y quedarás encantado.

Esperemos que después de este post haya quedado más claro por qué escogernos en lugar de una oficina tradicional.

¡Ponte en contacto con nosotros y aprovecha todas estas ventajas para ti y tu empresa!

 

 

VENGA A CONOCER NUESTRO CENTRO DE NEGOCIOS

Ubicación estratégica, última tecnología y espacios creativos

Contactar