Diferencias entre Coworking y Centro de Negocios

¿Conoces las diferencias entre Coworking y Centro de Negocios? Aunque comparten muchas similitudes no son lo mismo. Vamos a desgranar en qué se parecen y en qué se diferencian ambos conceptos. En esencia, son dos caras de una misma moneda, pero con alguna particularidad.

Sí que es cierto que algunos de los servicios que prestan tanto unos como otros son idénticos. No obstante, existen ciertos matices que conviene tener en cuenta. Por eso es importante saber diferenciarlos de cara a tomar una elección correcta y lo más beneficiosa posible para la empresa.

Historia del Bussiness Center

Si vas a elegir un Coworking en Valladolid te vamos a explicar las comentadas diferencias. Así sabrás exactamente lo que eliges y lo que resulta mejor para tu Compañía. Pero antes de analizar lo principal de cada uno, no viene mal situar ambos términos en la historia.

La denominación Centro de Negocios (o Bussiness Center como anglicismo) nació aproximadamente hace 25 años en las principales ciudades españolas. Como ya sucedía en otras ciudades americanas y europeas, la idea del concepto era la misma: grandes espacios de oficinas divididas en despachos más pequeños. Estas oficinas compartían una serie de servicios comunes tales como secretariado, consumos propios de los despachos, copistería, mantenimientos, gastos de comunidad, Internet y otros.

Este concepto caló profundamente y se ha mantenido hasta hoy para definir un espacio de oficinas acondicionado y compartimentado en despachos para uno o varios puestos, independientes entre sí, atendido por personal especializado del propio centro y que comparten una serie de servicios comunes. Todo en la misma factura.

Llega la crisis económica y nace el coworking

Curiosamente, en el propio nacimiento del término ya se aprecia la primera y gran diferencia respecto a lo que se conoce como trabajo cooperativo o coworking. Básicamente nace para hacer frente a una necesidad ante la crisis económica de 2008. La idea de unirse y compartir un mismo espacio de trabajo reduciendo gastos y colaborando entre quienes lo ocupan.

Muchas empresas y profesionales estaban en espacios de trabajo que en poco tiempo quedaron sobre dimensionados y que resultaban especialmente caros de ocupar y mantener. Todo ello especialmente en un contexto que exigía fuertes reducciones de costes para hacer frente a la profunda recesión que afectaba a todos los países de un lado a otro del planeta. A ello había que unir la gran cantidad de profesionales que habían perdido su empleo, junto con aquellos que habían optado por emprender pero que no podían acceder a un espacio de trabajo por los costes que suponía.

Esto desemboca no solo en la necesidad de reducir sus gastos compartiendo lugar de trabajo, sino que se buscan sinergias para un aporte añadido a la empresa. Algo así como “¿qué me puedes aportar tú a mi negocio y qué te puedo aportar yo?”.

Con esta idea de puntos de colaboración entre distintos negocios surge la expresión “oficina colaborativa”. Esta forma de actuar se denominó en USA y, desde el principio, “Coworking”. Lo que empezó siendo una iniciativa de subsistencia ante la crisis económica derivó en un nuevo negocio cuyo término acabó engullendo al de Centro de Negocios.

coworking centro de negocios

En qué se diferencian un coworking y un centro de negocios

A partir de lo mencionado anteriormente, se pueden establecer las siguientes diferencias básicas entre uno y otro. Desde el espacio disponible hasta las propias posibilidades y servicios.

1- Los inicios y la evolución del término

Como ya hemos visto, la primera y más clara diferencia es en el propio término en sí. Ambos nacen con unas intenciones opuestas, pese a que guardar relación en el fondo: trabajar en un espacio que no es de su propiedad como tal.

El Centro de Negocios surge de manera ambiciosa y el Coworking por una necesidad acuciante de reducir gastos. Sin embargo, ambos han mantenido su vitalidad puesto que conservan su propia identidad que, según casos, son más beneficiosos para un tipo de empresas que para otras.

2- Distintos espacios de trabajo habilitados

Un Centro de Negocios, por lo general, se divide en oficinas independientes, donde prima la privacidad e independencia de cada cliente y no interactúan entre ellos. Cada cliente ocupa un despacho o espacio, normalmente acotado y cerrado.

En el caso del Coworking se tiene acceso a una amplia zona común, a un escritorio, a veces un escritorio exclusivo y siempre el mismo, y a veces el que toque ese día. No es que el Centro de Negocios tenga más nivel que el coworking, es, simplemente, que se contratan y se buscan cosas distintas.

3- Sinergias sin exclusividad o independencia abaratando costes

En un Centro de Coworking se busca que los clientes puedan ayudarse unos a otros de distinta forma: como cliente, como proveedor, como formador, etc. Es decir, se centra en establecer continuamente sinergias de todo tipo. ¿Inconveniente? No tienes la exclusividad del espacio. De hecho, tu zona es muy reducida y sin opción a reuniones privadas, por ejemplo.

Esto no ocurre en un Centro de Negocios, donde en nuestro caso hay alquiler de oficinas y despachos en Valladolid. El cliente busca un espacio donde trabajar, con buena calidad de instalaciones y comunicaciones y con un volumen de gastos sensiblemente inferior al que tendría si tuviera su oficina propia sin compartir. Por supuesto, al contar con lugar propio, puede reunirse con todo tipo de clientes en su despacho.

4- Eventos organizados ajenos o reuniones concertadas propias

Es frecuente que los Coworking organicen eventos paralelos, como formación para los coworkers, talleres específicos, eventos musicales, presentaciones, etc, Todo ello para dar a conocer el propio área de trabajo y, a mayores, que puedan tener cierta publicidad los que acuden allí.

Esto no se organiza en los Centros de Negocio, al menos, habitualmente. Lo que sí permiten es, por ejemplo, hacer procesos amplios de selección de trabajadores.

¿Cuál es mejor: un coworking o un Centro de Negocios?

Para resumir, no hay mejor pregunta para decidir cuál es el más conveniente para tu empresa. La respuesta no es absoluta, puesto que hoy en día se ha llegado a un modelo mixto. Los nuevos espacios de trabajo cogen lo mejor de ambas cosas, de forma que ya es habitual ver un centro amplio que tiene una zona de coworking y otra de oficinas privadas.

Pese a ello, ten en cuenta una cosa: un Centro de Negocios te otorga más exclusividad y atención personalizada que un Coworking. De hecho, si tienes más cuestiones deberías saber las ventajas de los Centros de Negocios frente a las oficinas tradicionales, por ejemplo.

Incluso si necesitas de servicios muy concretos como oficina virtual y domiciliación de empresa, estar en un Bussiness Center será tu mejor opción.

Si tienes alguna pregunta en cuestión, no dudes en contactar con CenterEspaña. Estaremos encantados de atenderte y explicarte lo que necesites para el beneficio de tu empresa.

 

VENGA A CONOCER NUESTRO CENTRO DE NEGOCIOS

Ubicación estratégica, última tecnología y espacios creativos

Contactar